Las políticas del No, por Santos Juliá



Por fin me toc√≥ ver ganar al Estu. La de ayer, frente al Bilbao, fue la quinta victoria de la temporada (frente a dieciocho, repito, dieciocho partidos perdidos). A pesar de eso, el objetivo de la temporada est√° hecho. Como me dijo un amigo al terminar “¬°Ganamos al puto Madrid-B!”.

A ver si nos salvamos…

Si quieres regalar alguno de estos dibujos, en esta web venden algunos de los mejores de los que vengo haciendo de los partidos del Estudiantes.

Todos los dibujos de las √ļltimas temporadas, aqu√≠.










El viernes estuve en una manifestaci√≥n que protestaba por el papel de la Uni√≥n Europea en la llamada “crisis de los refugiados”. Una bandera pol√©mica torci√≥ la cara de algunos de los pocos asistentes. Pol√©micas caseras aparte, el drama de esta gente contin√ļa en su pa√≠s, en el Egeo o en la frontera de Grecia con Macedonia (nos lo cuenta desde all√≠ Jaime Alekos).

Fotos de Juan Plaza,aquí.







Una de las manifestaciones a las que más me gusta acudir es la que conmemora cada 8 de marzo la muerte en USA de unas mujeres explotadas. Un recordatorio triste, muchas cosas por la que protestar y cabrearse y, sin embargo, mucha energía buena y alegría en la calle.







kambalache

Categoría: hago Etiquetas:
2 comentarios

En Madrid, a diferencia de las ciudades de lo que llaman “nuestro entorno”, seguimos haci√©ndolo todo al rev√©s. Los 120 a√Īos de historia de la corrala de la plaza de los cromos del Rastro no han servido para salvarla de la piqueta. Viva el ladrillazo 2.0. Viva el Kambalache


Copipego este texto de Verónica Francés

{campos de batalla: Lavapiés}
hoy derriban otra corrala m√°s en el barrio: Kambalache. derriban un espacio liberado, s√≠mbolo de vida en com√ļn y de cuestionamiento a la propiedad por sus habitantes. nos expulsan a las periferias.
Imagina un McDonalds en Cabestreros. Imagina un Corte Inglés en Tirso de Molina, una comisaría en Mesón de Paredes y un Pachá en la calle Salitre. Imagina un Hotel en la Plaza de Lavapiés. Imagina que han vaciado de personas las casas porque solo interesan los espacios de consumo y turisteo. Imagina que se nos prohíbe jugar en la calle, juntas. Imagina que las migrantes han sido definitivamente expulsadas o encerradas, que ya no existen los espacios liberados y que en las corralas ya no hay vecinas sino hipsters y turistas en apartamentos de lujo. Imagina que para estar en la calle sea obligatorio consumir. Imagina que hemos perdido Lavapiés.
Todo esto viene o ya está pasando. Dejemos de imaginar, tenemos que pararlo. ¡No queremos vivir en un centro comercial de la cultura y lo exótico!
La colonización del territorio ya no se hace a través de grandes gestas, sino a golpe de especulación, desahucios, cultura instituida desde arriba y a través de proyectar una imagen exótica atractiva para el turismo. Las terrazas de Argumosa, las galerías de Doctor Fourquet, el Tapapiés, los hostales de mochileras o el Teatro Nacional de la plaza son parte de esta nueva colonización, que ya no la hacen los conquistadores, sino los Dineros, con sus leyes y policías.
Ante estas nuevas formas de colonización que se in-corporan y expresan en la vida cotidiana, resistir ya no es solo liberar el territorio, sino también nuestros cuerpos, prácticas y relaciones. Imaginemos otro Lavapiés, construyamos el barrio desde abajo, desde quienes lo habitamos.
.El barrio para quien lo habita.



congreso

Categoría: hago Etiquetas:
5 comentarios

Ayer fui al Congreso como quien va a los toros y seguí la patética no-investidura de Sánchez desde el gallinero. Como teatro me pareció género menor. Aquí os dejo los dibujo con mucho que leer por si os hacen gracia las chirigotas
En Diagonal, aquí.















La utilidad de una investidura, por Francesc de Carreras



Espa√Īa ha acogido en los √ļltimos meses a 18 refugiados. Si el dato os parece poco elocuente podr√≠a a√Īadir que el a√Īo pasado se ahogaron m√°s de 4000 personas en el Mediterr√°neo intentando espapar de las guerras. Todas las cifras en este tema son estimadas, como pod√©is imaginar, y creo que tristemente esta se queda corta.
Sobran razones para hacer lo que yo y otras hicimos ayer: pedir a nuestros políticos que estén a la altura de las circunstancias.
Ahora llamadme iluso.



Esta ma√Īana he ido al teatro del barrio a la presentaci√≥n del Instituto por la Democracia y el Municipalismo, un invento nuevo que a√ļn no se qu√© es. A ver si leyendo los textos que acompa√Īan los dibujines vosotros os hac√©is una idea.



El estado de √°nimo de la sociedad, por Ignacio Urquizu



Ayer estuve en Telef√≥nica dibujando una charla moderada por Laura Barrachina sobre la exposici√≥n “El arte en el c√≥mic” en la que intervinieron los autores Miguel Angel Mart√≠n y Javier Olivares, el responsable de publicaciones del Louvre, Fabrice Douart y el comisario de la expo Asier Mensuro.










Desmoronados los muros de la patria, por Ignacio Sotelo



patones

Categoría: hago Etiquetas:
1 comentario

Paso el día en la sierra de Guadalajara, viendo buitres sobrevolar el Jarama.




El peligro de una Europa débil, por Joseph S. Nye



Espa√Īa 2016: el camino de Kennedy, por Robert M. Fishman




La globalización del sufrimiento, por Daniel Innerarity



Mi amigo Ceferino L√≥pez ense√Īa en la Escuela de Arte de M√©rida una selecci√≥n de su trabajo desde los 80. Esta ma√Īana he ido a verla y me he dado cuenta de lo viejo que soy.









Hace poco vi en el palacio de Velázquez una magnífica serie de dibujos de reportaje de Andrzej Wroblewski.








Unos dibujos de 50×70 que pierden brillo tras 23 a√Īos



pedriza

Categoría: hago Etiquetas:
Escribe un comentario

Dándole la vuelta al Yelmo. Nieve, hielo y, por consiguiente, frío. Poco tiempo para dibujar.